sábado, 13 de mayo de 2017

RESEÑA #56 "LA LEYENDA DE SLEEPY HOLLOW", "RIP VAN WINKLE" - WASHINGTON IRVING


TITULO: "La leyenda de Sleepy Hollow", "Rip Van Winkle".
AUTOR: Washington Irving.
EDITORIAL: Vicens Vives.
Nº Pag: 123.
ISBN: 9788431663797.

SINOPSIS:
"La leyenda de Sleepy Hollow" relata la historia de Ichabod Crane, un enjunto y fantasioso maestro que, para aliviar sus ansias de amor y poner remedio a la miseria en que vive, se propone conquistar la mano de una rica heredera. Deberá rivalizar con otro pretendiente que cuenta con dos aliados: el espectro de un Jinete sin Cabeza y la imaginación febril del mismo Ichabod. "Rip Van Winkle" narra la experiencia de su protagonista que para evadirse de las continuas broncas de su esposa, sale de caza y se queda dormido. Despierta 20 años después para descubrir que todo ha cambiado, excepto él.

OPINIÓN PERSONAL 
      Nuestra reseña de hoy contiene una historia de sobra conocida por todos gracias a su adaptación cinematográfica en 1999. Se trata de “La leyenda de Spleepy Hollow” de Washington Irving. Su autor nació en 1783 cuando los Estados Unidos lograron su independencia de la corona británica, en el seno de una familia estrictamente religiosa cuyo padre había sido oficial de la marina hasta contraer matrimonio, a partir de entonces se dedicaría al comercio. Irving era el menor de ocho hermanos, de aparente estado enfermizo (dado el asma periódico que padecía), pronto comenzó a mostrar interés por las artes, como el teatro y la música. Aunque su educación fue irregular, su destino docente le conduciría a convertirse en abogado. Venció su pasión por la escritura la cual comenzó avivándose con sus publicaciones en el Morning Chronicle y sus visitas a la ciudad de Nueva York. Curiosamente el nombre de la famosa ciudad de Batman, “Gotham”, fue concebido por este autor ya que fue este el nombre con el que denominó a Nueva York en una de sus obras y que su procedencia inspiradora estaba relacionada con una ciudad inglesa cuyos habitantes se consideran paradójicamente algo estúpidos y locos. Conociendo este dato, somos ahora conscientes de la relación entre el nombre y los habitantes de esta célebre ciudad en el mundo del cómic. Irving viajó a Europa en repetidas ocasiones y como fruto de sus numerosos viajes, mantuvo una relación sentimental con la escritora inglesa Mary Shelley, autora de “Frankenstein”. Sentía predilección y cierta debilidad  por nuestro país, donde en 1826 recibe un nombramiento en la embajada estadounidense de Madrid como traductor de la obra de Martín Fernández Navarrete. Es así como da comienzo la escritura de varias obras basadas en nuestra historia, aunque acabaría alcanzando mayor fama “Cuentos de la Alhambra”, homenaje que en 1832 dedica a Granada, ciudad y monumento del que queda totalmente prendado y maravillado. Pero su trabajo no se ceñía solo a lo referido, también escribió sobre política, concibiendo hasta cinco volúmenes dedicados al presidente por el cual recibió su nombre, George Washington. No fue hasta su finalización en 1859 cuando fallece en su hogar, reposando hoy sus restos en el valle que inspiró al autor para su famosa leyenda y que se sitúa en Tarrytown pero que siempre será conocido como el valle de Sleepy Hollow. Fue hace relativamente poco tiempo cuando conocí la existencia del libro y, por tanto, no fue hasta entones cuando descubrí a W. Irving. Gracias a esta edición, también he podido disfrutar de otro de sus célebres relatos, “Rip Van Winkle”.
     
   En “La leyenda de Sleepy Hollow”, Ichabod Crane es un maestro de escuela en un apacible y pequeño pueblo cuya atmósfera, considerada mágica por alguno de los habitantes, parece adormecer a todos los allí presentes. Enamorado de la joven y preciosa Katrina Van Tassel, Crane tiene entre manos un arduo trabajo para conquistar su corazón ya que son muchos los pretendientes que comparten su mismo objetivo. Alto, delgado y algo desgarbado e interesado, suele regalar los oídos a los pueblerinos con relatos sobre duendes y brujas ya que tiene un amplio conocimiento de los mismos gracias a sus lecturas. A pesar de ello, al caer la noche y de regreso a casa no puede evitar sentir un escalofrío recorriendo esos caminos donde se comenta que un antiguo jinete corre a una velocidad endemoniada y decapitado. Mientras algunos se toman estas palabras en serio, otros se ríen ante las caras de espanto y horror que los más crédulos manifiestan ante la posible presencia del jinete sin testa de Sleepy Hollow.



     Aunque nos pueda parecer que este relato, referido al jinete sin cabeza, resulte oscuro y tétrico como sus adaptaciones, serie y numerosas ilustraciones, según ha sido mostrado y representado, la realidad es bien distinta. Cuando te encuentras imbuido en plena lectura eres consciente del toque de humor y sátira que han sido imprimidos en  las palabras de Irving,  algo que curiosamente resultó  de su conocimiento y lectura de para mí, la obra más universal y de la que debemos sentirnos orgullosos, “Don Quijote de la Mancha”, del gran Cervantes. Son varios los símiles que reconocemos en el primer relato de Irving, fusionando la realidad con la fantasía, dotado de un objetivo didáctico y cuya veracidad es cuestionada constantemente. 


     

     En “Rip Van Winkle” un amable aldeano de origen holandés, decide retirarse a dar un paseo por el bosque junto a su perro, cansado de las discusiones y regañinas que su esposa vuelca sobre él por no ocuparse del trabajo doméstico. Así de este modo llega al bosque, y tras un peculiar  e increíble encuentro cae dormido bajo un árbol y despierta para descubrir  entre el asombro y estupefacción que el mundo que conocía y al que pertenecía ha cambiado y que nada es igual. Su autor Irving aborda temas tan dispares como la política, las creencias holandesas y el tiempo, a través de este breve relato al más puro estilo romántico, ya que está repleto de elementos sobrenaturales y dota su autoría a otra persona con la intención de que nos resulte lo más veraz y creíble posible, ambos rasgos típicos de dicho género.



    Tal fue la fama que este personaje alcanzó en la literatura norteamericana (es considerado el primero en este género) que resulta interesante  destacar como curiosidad que en la cultura anglosajona se toma este sobrenombre para referirse a alguien que duerme mucho o que no se entera de lo que sucede. 


     Puede que las excesivas expectativas y que concibiese de otro modo el primero de los relatos, influyesen negativamente al comprobar que no se correspondía con lo esperado. Reconozco que la lectura es un tanto lenta, pero ese toque sarcástico y mordaz, con constantes notas de ironía logra despertar la atención del lector, basándose en los aspectos propios del género gótico para presentarnos situaciones burlonas. De igual modo esa crítica que se percibe de las palabras de Irving en relación a esa sociedad puritana e inflexible donde en realidad prevalece el egoísmo y la rivalidad, predominan entre sus páginas. 


     La naturaleza también es protagonista indiscutible en ambos relatos. No escatima en ser prolijo en sus descripciones, logrando ubicarnos contextualmente de forma sutil y maestra en donde trascurre la ficción. De este modo resulta indiscutible vínculo y nexo entre lo real y lo irreal o sobrenatural, entre los sucesos acaecidos y la magia del misterio y lo imposible. 


     Este libro resulta opción ideal para conocer a este brillante y peculiar autor, del que se ha llegado a realizar comparaciones con otros grandes como  Mark Twain y Edgar Allan Poe entre otros, resultando igualmente interesante compartir contextualmente su momento histórico.


“(…) todo esto no eran más que terrores de la noche, fantasmas del espíritu que se pasean por la oscuridad y, aunque había visto numerosos espectros en su vida y había sido asediado por Satán en sus solitarios paseos bajo formas diversas, el día acababa siempre con todos estos males.”


3,5/5

2 comentarios:

  1. Holaa
    Pues me encanta la historia de esta leyenda, y como no he leído este libro me le apunto para poder hacerlo en el futuro
    Gracias por tu reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Naya! De nada, espero que si te haces con él y lo lees, también te guste al igual que la leyenda que ya conoces :)
      ¡Un abrazo!

      Eliminar